La luz, sí; el calor no.

Las radiaciones electromagnéticas provocan cambios en la estructura de los electrones de un material y, por tanto, en su comportamiento eléctrico.

Según han descubierto científicos del University College de Londres, el dióxido de vanadio se puede comportar como un semiconductor o como un metal conductor, según el tipo de radiacción que reciba y la temperatura a la que se encuentre.

Los científicos han aprovechado  este fenómeno para desarrollar un tinte para los cristales de las ventanas que deja pasar la radiación visible, pero a partir de 29ºC de temperatura rechaza la radiacción inflarroja impidiendo que el calor entre en la casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: