Joseph Priestley

Nació en 1733 en Birstall Fieldhead, Inglaterra, recibió una escasa formación académica, su principal logro fue el descubrimiento del oxígeno, murió en 1804 en Northumberland, Pensilvania.

Fue el mayor de seis hermanos, pero enfermó muy joven de tuberculosis y tubo que dejar el colégio. No obstante, había ya aprendido lo básico del griego, el latín y el hebreo, y en casa estudió por su cuenta francés, italiano, alemán, la lengua asiria, sirio y árabe. Aesto todo añadió unas nociones básicas de geométria, álgebra y matemáticas.

En 1756 comenzó sus estudios para convertirse en ministro de la iglesia en una sección liberal de la rama del calvinismo. Como activo creador de contactos, Priestley prosperó en la interacción con los grandes pensadores del momento, y su pasión por las ideas políticas le llevaron a contactar con Benjamin Franklin en 1766. Franklin había volado recientemente una cometa durante una tormenta y deducido que los rayos eran una forma de electricidad.

El entusiasmo de Franklin por su descubrimiento despertó el interés de Priestley en la ciencia y en 1767 descubrió que la electricidad podía atravesar el grafito.

Unos años más tarde, la familia de Priestley se trasladó a una casa cercana a una cervecera. El proceso de fabricación de la cerveza genera una capa de gas que forma un manto sobre el brebaje en fermentación, un gas que se descubrió que apagaba cualquier astilla de  madera encendida que se colocaba en su interior. A Priestley aquello le pareció enigmático y construyó  un laboratorio para poder experimentar con el gas. Su descubrimiento de que el gas se disolvía en agua y daba como resultado una bebida ácida muy agradable posibilitó la fabricación de bebidas con gas en cantidades industriales. Se trataba del dióxido de carbono.

Pero fue el trabajo de Priestley con el oxígeno que tubo mayor relevancia. En uno de los experimentos rellenó una cúpula de cristal con mercurio y después introdujo trozos de distintos materiales, desde materia orgánica como la madera hasta una serie de substancias químicas. Debido a la elevada densidad del mercurio, el resto de materiales ascendieron a la zona superior. A continuación, los calentó con la luz del sol que enfocó  sobre ellos con ayuda de una lente. Muchos de los materiales liberaron un gas que se acumuló sobre el mercurio.

En 1774 Priestley acumuló gas liberado por el óxido de mercurio. Todo el resto de gases que había recogido hasta entonces apagaban cualquier llama ardiendo, pero este hizo que la llama ardiera con más intensidad. Llamó al gas “aire deflogisticado” porque en aquellos momentos se creía que las cosas se  quemaban cuando perdían un hipotético material denominado flogistón. Pronto advirtió que las plantas que se dejaban en la cámara de mercurio tambiésn emitían este gas.

Durante un viaje por Europa se encontró a un colega examinador de gases, Antoine Lavoisier (1743 – 1794), y le mencionó su trabajo. Lavoisier se dió cuenta enseguida de la importancia de ese gas y lo llamó oxígeno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: