Obtención de jabón

Disolver en 100 cc de agua destilada 15 gramos de NaOH. Añadir siempre la sosa sobre el agua.( ¡Cuidado: la temperatura se eleva por ser un proceso fuertemente exotérmico!)

Verter 100 cc de aceite de oliva en un vaso  y añadir lentamente a la disolución sódica.

Calentar la mezcla, agitando siempre  en el mismo sentido, hasta ebullición.

Dejar que hierva 15 minutos sin interrumpir la agitación, reponiendo algo de agua si fuera  necesario.

Preparar una disolución de 30 gramos de NaCl (sal de cocina) en 200 cc de agua destilada y calentarla.

Verter la mezcla inicial en éste recipiente con agua salada. Seguir agitando.

– El jabón formado se separa por filtración de la disolución que contiene la glicerina y el exceso de NaOH. (Puedes utilizar un colador de trapo limpio)  (Se puede comprobar la finalización del proceso  tomando una gota del líquido y vertiéndola en agua. Cuando no se formen gotas separadas es que  el aceite habrá desaparecido y terminado la saponificación).

Lavar el jabón con agua del grifo y dejar que la temperatura baje de 40ºC.

Añadir:

a.- aroma (5 cc por cada 250 gr de jabón) (No es imprescindible)

b.- una cucharada de miel. (No es imprescindible)

– Poner un paño, o papel de filtro, o glicerina en un molde.

Verter el jabón en el molde y dejar que  seque.

Desmoldear y pulir las aristas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: