Metales supercongelados

Los enlaces metálicos suelen producir sólidos de estrutura cristalina, pero en los laboratorios se consiguieron crear metales de estrutura desordenada. El resultado, que se denomina metal amorfo, ofrece propiedades inesperadas.

Si fundimos un metal, sus átomos siguen manteniendo su estrutura regular, pero si se somete a una elevada presión y se enfría rápidamente a temperaturas mucho más bajas que su punto de congelación, se puede conseguir un sólido peculiar, cuyos átomos se mantienen dispersos. Ciertas aliages sometidas a este proceso dieron lugar a metales amorfos dos veces más fuertes y tres veces más elásticos que el acero Con ellos se pudieron construír productos con nuevas cualidades. La agencia espacial estadounidense, NASA, los empleó ya en la nave Génesis.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: