Hay que descubrirlo otra vez

Para que un descubrimiento sea aceptado oficialmente por la comunidad científica, no basta con hacerlo, tiene que ser comprobado por otro grupo de científicos independientemente.

Y es que a veces se desencadenan fenómenos sin que se sepa muy bien como se produjeron, o si se cree detectar algo que en realidad no ocurrió. Cuando otros científicos reproducen el experimento y obtienen el mismo resultado se considera válido.

Esto es lo que le ocurrió a Blas Cabrera, un físico español que trabaja en Estados Unidos y que en 1982 anunció el descubrimiento de una partícula muy buscada, el monopolo magnético. Se trata de una partícula que sólo tendría carga magnética, positiva o negativa. Pero a pesar de sus esfuerzos por reproducir el experimento, nunca se consiguió. Si se hiciese podría suponer para Cabrera ganar el Premio Novel. Y es que la ciencia es siempre un esfuerzo colectivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: