Motores iónicos para surcar el espacio

En 1998 se lanzó al espacio la nave Deep Space 1, cuyo principal interés era ensayar el comportamiento de un nuevo tipo de motor eléctrico llamado motor iónico.

La energía que utiliza es la luz del sol, pero en vez de usarse en un motor convencional, esta energía se emplea en ionizar xenón, un gas noble. Este gas ionizado se lanza por un tubo con anillos cargados positiva y negativamente, lo que hace que se acelere hasta alcanzar una velocidad que puede superar los 100.000 km/h, y después salen por el extremo de la cámara al espacio exterior impulsando, por reacción, a la nave. Aunque su rendimiento es menor que los motores químicos empleados en otras naves espaciales, resulta mucho más económico, ocupa mucho menos espacio y puede estar funcionando mucho más tiempo. Dado el éxito de la Deep Space 1, las agencias espaciales piensan utilizar este tipo de motor en numerosas misiones futuras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: