Nacimiento y muerte de una estrella

formacion_de_una_estrella

 

En el universo hay billones y billones de estrellas. Esto es porque a cada momento nace una estrella, estas nacen de nubes gigantes de polvo y gas. Una estrella tarda en nacer decenas de millones de años.

Hay un lugar del universo totalmente vacío y oscuro, un lugar en el que no brilla ni una sóla estrella, ahí empezará a formarse nuestra estrella. En este punto hay una enorme nube en suspensión, el interior de esta nube está formado por polvo y gas, esta nube es mucho más grande que las que observamos en el cielo, es una nube del espacio exterior. Esta nube es gigantesca, es tan grande que en su interior podrían caber millones y millones de Tierras. Muchas estrellas nacerán de esta nube. 

Dentro de esta nube podemos ver que las partículas se mueven por todas partes. Algunas se unen para formar masas de materia gigantescas. Estas masas enormes dan vueltas y más vueltas, atrayendo cada vez más a las partículas; sin embargo, en vez de crecer a medida que unas partículas van uniéndose a las otras, las masas giratorias parecen encoger, como si algo las estuviera estrujando. Es como si alguien estuviera amasando gigantescas bolas de masilla en el espacio exterior. Si observamos una de esas bolas, veremos que gira sin cesar, empequeñeciéndose a cada vuelta. Al tiempo que se encoge también se calienta y entonces empezará a brillar con una luz apagada. CUANTO MÁS ENCOGE, MÁS SE CALIENTA Y CUANTO MÁS SE CALIENTA MÁS BRILLA. Llegará un momento en el que empieze  a calentarse demasiado y si estubieramos allí sería demasiado brillante para poder mirarla directamente, tendríamos que ponernos unas gafas de sol especiales. El interior de la bola se calentará tanto que explotará y enviará las capas externas de gas abrasador en todas direcciones tras la explosión la bola tendrá un brillo, podría ser el sol o no serlo, depende de cuanto brille.

Lo que ocurre es que cuando una enorme cantidad de polvo y gas se mezcla y encoge, se vuelve más densa y caliente. Las patículas del interior de la bola están tan juntas que empiezan a fusionarse o a unirse unas a otras mientras liberan gran cantidad de energía. Esto es lo que en física se denomina “reacción de fusión nuclear”. Es tan potente, que en un principio, la bola se desprende de las capas externas y lo demás se transforma en una estrella.

La estrella no seguirá brillando para siempre. Las partículas pequeñas van haciéndose cada vez más grandes en el interior de la estrella. Las partículas pequeñas se fusionan y se crean átomos más grandes a partir de varios pequeños. La energía que se desprende de una fusión es enorme, y esto es lo que hace brillar a una estrella. Casi todos los elementos de los que estamos hechos se crearon en el interior de las estrellas. Cuando explotaron, hace mucho tiempo, las estrellas enviaron al espacio exterior los átomos grandes que se habían creado en su interior. La estrella no parará de crecer, a medida que crezca pasará de un brillante color amarillo a uno rojizo, y no parará de crecer, llegará un momento en el que crezca tanto que explotará emitiendo enormes cantidades de luz y gas al rojo vivo junto con los átomos que acaban de crearse. Tras la explosión lo único que quedará de la estrella será una nube de colores repleta de materiales nuevos. Esta nube se mezclará con otras para formar una nube más grande de la que volverán a nacer estrellas y otros cuerpos de distintos tamaños, algunos tendrán una forma esférica y acabarán siendo planetas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: