El lutecio

 

Lutetium

En la imagen se muestra una figura interesante de lutecio puro.

En el lutecio terminamos nuestro viaje por los lantánidos y volvemos al sexto período de la tabla periódica.

Es posible que te preguntes por qué son tan parecidas las tierras raras, casi intercambiables, al punto de que durante años mezclas de varias de ellas se consideraron muestras puras de un solo elemento.

Los electrones en el átomo de un elemento particular están dispuestos en capas concéntricas. Las peculiaridades de la mecánica cuántica implican que no puedes pensar en un electrón como si tubiera una posición real … son más bien como nubes de posibilidades, conocidas técnicamente como distribuciones de probabilidad. Pero expuesto de un modo que ayude a entender la química, puedes imaginar que algunos electrones pasan su tiempo más cerca del núcleo, mientras que otros viven en las capas más alehadas, hacia el exterior.

La química es, sobre todo, la historia de las capas más externas de electrones. Los elementos con el mismo número de electrones en esa capa externa tienden a tener propiedades químicas similares. Este es, de hecho, el principio fundamental que da forma a la tabla periódica: los elementos de una columna dada tienen el mismo número de “electrones de valencia”.

En la parte mayor de la tabla periódica, cuando pasas de un elemento al siguiente estás añadiendo un nuevo electrón de valencia cada vez, dando a cada nuevo elemento propiedades únicas. Pero en el rango de las tierras raras, los electrones se añaden a una capa interna y no a la externa: cada una de las tierras raras, desde la 51 a la 71, tiene lleno el nivel de la capa externa de electrones 6s y difiere en los números de la capa profunda 4f, que solo contribuye en forma mínima a las propiedades químicas.

Dado que la capa exterior de electrones tiene la misma configuración para cada una de las tierras raras, sus propiedades químicas son todas similares. Sin embargo, las propiedades magnéticas siguen unas reglas del juego distinras que involucran a todos los electrones y no solo a los de la capa externa. Así que lo que les faltaa en diversidad, las tierras raras lo compensan com imaginativas propiedades magnéticas.

Algunas veces encontrarás que el lutecio se describe como el elemenot más caro o la tierra rara más cara, pero  esa información no está actualizada. El lutecio no es todavía lo que pudiera llamarse económico, pero los métodos de separación modernos han hecho que estén disponibles cantidades razonables.

Ejemplos de situaciones en las que aparece presente el lutecio:

  • El mineral euxenita:

Lutetium Euxenite from Jensan Set

  • Una moneda hecha de lutecio puro, un lujo inimaginable hace algunas décadas, pero ahora lo bastante practicable; no es muy cara:

Lutetium Element coin

  • Bromuro de lutecio:

Lutetium Lutetium bromide.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: