El renio

Rhenium

En la imagen se muestra una libra de renio puro: un objeto muy caro, dependiendo de su variable valor de mercado.

El renio fue el último elemento estable que se descubrió: en 1925, en Alemania. Probablemente Masataka Ogawa lo descubrió antes, en 1908 en Japón y se conocería como “ninopio” si Ogawa no hubiera pensado y declarado que había descubierto el elemento exactamente encima del mismo en la tabla periódica, el elemento que conocemos como tecnecio.

Los elementos en la misma columna de la tabla periódica comparten muchas características químicas, así que cuando Ogawa encontró un elemento que se parecía mucho al manganeso pero era más pesado, fue razonable de su parte suponer que era el tecnecio, un agujero bien conocido en la tabla periódica, justo en el lugar correcto. Por desgracia, estaba equivocado, el tecnecio es radiactivo, por lo que no se puede encontrar en la naturaleza … algo que nadie hubiera podido suponer.

Pasaron muchos años después del descubrimiento del renio antes de que pudiera encontrarse en cantidades comerciales, y todavía es una sustancia bastante cara debido a que es escasa.

La mayor parte del renio se utiliza en superaleaciones de níquel y hierro para las hojas de las turbinas de los motores de los aviones de caza a reacción. Las más recientes superaleaciones monocristalinas usadas en estas hojas de turbinas de tecnología de punta contienen alrededor de un 6 por ciento de renio. Aunque no se fabrican muchos cazas a reacción, estos consumen casi tres cuartas partes de la producción anual mundial de renio.

Los flashes de un solo uso para fotografía se llenaban por lo general con lana de zironio, pero los antiguos anuncios solían proclamar que contenían dispositivos de encendido de renio sin mencionar nunca el zirconio. Los anuncios probablemente intentaban indicar que disponían de un dispositivo de encendido eléctronico (cable de volframio y renio) más que de dispositivos de percusión, como los utilizados por otro tipo de flashes, particularmente los GE MagiCubes (de la compañía General Electrics) que algunas de las personas de las generaciones más mayores recuerdan con cariño en sus viejas cámaras Kodak Instamatic. (Los MagiCubes no necesitaban batería: un golpe seco de una varilla conectada con el obturador los encendía mecánicamente, mientras que los flashes con encendido de renio necesitaban de una corriente eléctrica).

Ejemplos de situaciones en las que aparece presente el renio:

  • Disco giratorio de una aleación de volframio y renio recibe el impacto de electrones de alto voltaje en este tubo de rayos X:

Rhenium Tungsten-rhenium alloy x-ray tube

  • Botón de polvo de renio comprimido, preparado para ser fundido a una burbuja en un horno de arco eléctrico de argón:

Rhenium Sintered button

  • Las tiras de hojas de renio se usan como filamentos de evaporación en espectrómeros de masa:

Rhenium Rhenium foil

  • El raro mineral rheniita:

Rhenium Rheniite

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: