El radio

Radium

La pintura de radio aplicada a mano con mucho cuidado en las esferas de los relojes llevó al establecimiento de las modernas leyes laborales.

El radio era el titanio de principios del siglo XX. Era el elemento brillante y poderoso con el que todos querían asociar sus productos, ya fuera que contuvieran radio o no. Al igual que muchos productos de “titanio” actualmente no contienen titanio, muchos productos de “radio” de hace un siglo, como el abrillantador de muebles de radio y de pasta de dientes de radio, no contenían radio en absoluto.

Otros productos, como los supositorios de radio y el temible Radiendocrinator,  si contenían radio, en algunos casos cantidades considerables.

La mejor aplicación conocida del radio y la razón por la que todavía puede adquirirse fácilmente en eBay, era la de aplicarse alas manecillas de los relojes para hacerlas luminosas. La pintura que contiene una combinación de sulfuro de zinc y radio brilla en la oscuridad durante muchos años. Lo malo es que el sulfuro de zinc se descompone y la mayoría de los relojes viejos con manecillas de radio ya no brillan.

Los relojes de radio se pintaban a mano, usando pequeños pinceles. Las mujeres que hacían este trabajo afinaban la punta chupándolos. No era muy buena idea si consideras que se trataba de pintura radiactiva. Y fue la enfermedad progresiva y la muerte de estas mujeres, innegablemente relacionada con el radio, lo que por fin convenció a mucha gente de que algo tenía que hacerse acerca de la seguridad en lo relacionado con la radiación.

El caso de las “muchachas del radio” fue un hito en las leyes laborales y estableció el derecho de los trabajadores a demandar a sus empleadores por daños causados por condiciones inseguras y abusivas de trabajo. Pero se requirieron más muertes y pérdidas de miembros antes de que los productos de “salud” radiactivos por fin perdieran popularidad.

Ejemplos de situaciones en las que aparece presente el radio:

  • El Radioendocrinator contenía grandes cantidades de verdadero radio y está entre los productos más peligrosos de la era del radio:

Radium Radiendocrinator

  • El Radium Ore Revigator, un aparato para irradiar agua para beberla, contenía grandes cantidades de mineral de uranio radiactivo, pero muy poco radio:

Radium Small Revigator

  • Los espintariscopios de bronce contenían radio, por lo que todavía son radiactivos:

Radium 1903 Crookes Spinthariscope

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: